From the blog

El “Terroir” de Caliboro

alt

Buscar un nuevo “terroir” en los valles vinícolos de Chile fue comparable a una búsqueda del tesoro.

Después de intensas investigaciones en las que conté con la colaboración de expertos chilenos e italianos en distintos campos (geología, metereología, viticultura y enología), descubrí que había un área de Chile con un potencial insuperable para la producción de vinos tintos con excelentes perspectivas de envejecimiento: el valle del Maule, en especial las laderas suaves de
la meseta, justo al poniente del valle central.

Lo que hace tan especial esta área son sus excelentes características geográficas: suaves lomas la protegen de los vientos del norte proporcionando aguas de numerosas vertientes, que descienden sobre unas terrazas de aluvión situadas a la orilla del río. Mes tras mes, la intensa luminosidad ambiental se combina con vientos meridionales constantes, frescos y secos, aderezados con el régimen de lluvias preciso que requiere un cultivo de secano. Dicho en otras palabras, el área dispone de la sequedad óptima que es típica del clima mediterráneo seco, inmejorable para cepas tintas tradicionales.
El segundo paso fue encontrar “un terroir” en esta misma área. La suerte me llevó a Caliboro, un asentamiento precolombino habitado desde tiempos inmemoriales por civilizaciones andinas. Y ahora a salvo de las expropiaciones, lo que permite mantener el tamaño idóneo para este tipo de explotación.

En el siglo XIX fue construida allí una gran bodega y se plantaron viñedos para el suministro de la cercana casa patronal del antiguo feudo Caliboro. Este tenía una extensión de 22.000 hectáreas. En el siglo XX, durante la reforma agraria, los propietarios excluyeron de la expropiación la tierra que incluía la bodega, los viñedos y los cerros que los rodean. Desde entonces se conoce el lugar con el nombre “La Reserva de Caliboro”. En esta tierra histórica, rica en vegetación autóctona, constituimos una joint venture con los antiguos propietarios para plantar una selección escogida de Cabernets y Merlots importados especialmente desde Europa.

Así fue creado ERASMO, un vino que combina la mejor Tierra Madre Andina con la antigua tradición de mi familia en la producción de vinos de calidad.

 

1 comentario

  1. Excelentes vinos, maravillosa tierra y su gente muy cálida… Tengo familia al sur del río, en Villaseca. Amo ir allá. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.